José Dolores
Sotolongo
Quiñones

José Dolores Sotolongo Quiñones
Filósofo del bolero
Nacimiento:  
19
/
3
/
1918
Fallecimiento:  
28
/
3
/
2008

Compositor de Los aretes de la luna, uno de los grandes creadores de canciones inolvidables cubanas: Vendaval sin rumbo, Camarera del amor, Levántate, Los aretes de la luna. Un lirio en el lago, No te burles, odio que crece, Sin una despedida, Cocodrilo verde, Que me haces daño, El vaivén arrullador.

José Dolores era un hombre sencillo, de hablar pausado y físicamente delgado pero con unos grandes espíritus de mente positiva, siempre con la guitarra a cuesta y a la caza de algún intérprete.

Los interpretes de Quiñones son súper estelares: Celia Cruz, Vicentico Valdés, Javier Solís, Benny Moré, Rolando Laserie, Amalia Mendoza, Toña la Negra, Lola Flores, Nacha Guevara, Celio González con La Sonora matancera, José Tejedor, Bobby Capó, Caetano Veloso, Bienvenido Granda, Daniel Santos, Antonio Machín.

A José Dolores hay que colocarlo en el bolero, junto a los monstruos sagrados como: Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Marta Valdés, Frank Domínguez, Osvaldo Farrés, Luis Marquetti.

Nació en Artemisa, pueblo que nunca olvidó, al cual le dedico un poema. Quiñonez salió de Cuba aproximadamente en el año 1944 rumbo a México, donde desarrolló una amplia actividad artística tanto con su guitarra como compositor. Por coincidencia de la vida el legendario compositor nació en el mismo pueblo de la inolvidable e irrepetible María Teresa Vera y fallece donde nace el cantor de tango Carlos Gardel, .en la ciudad de Toulouse Francia.

José Dolores fue pintor de brocha gorda, subía a iglesias a pintarlas, “no sé cómo sobreviví en esos años”. Como buen trovador, cantaba con su guitarra imitaba a Miguelito Valdés, Abelardo Barroso, Fernando Collazo. En esas andanzas conoció a Benny Moré por los bares de La Habana Vieja.

En 1945 Alberto Ruiz con el Kubavana le canta El vaivén arrullador, en una película en México. En ese mismo año Benny viajaba a México y Quiñones también anduvo por esa tierra azteca. Va a luchar por la comida y tiene que dormir en el suelo con otros artistas que hoy día son famosísimos.

En 1958 le graba Vicentico Valdés, la gran estrella del disco victrolero, Javier Solís lo coloca en el Hit Parade de México con la pieza Vendaval sin rumbo, le sigue Antonio Machín, su amigo de la vida. Benny comienza a grabarle: Camarera del amor, Que me hace daño, Sin una despedida. Los Hermanos Bermúdez y José Dolores Quiñones: Levántate.

Comienza entonces su etapa de peregrinar por el mundo: “Me invita a España Antonio Machín, de España va a luchar su derecho de autor en Francia con la SACE. “Llegué sin dinero, pero con la maleta llena de composiciones. Rápidamente me las compraron los editores”

Comienza de trotamundo por cafés de Europa, en un restaurante le cantó a Federico Fellini y lo contrata para la película Bocaccio, en 1970. Pasó tres años en Noruega, comiendo bacalao. Finalmente se instala en Tolousse, Francia, después de componer cientos de canciones y crear muchos hijos.

Nunca olvidaremos al compositor que escribió canciones con letras filosóficas. Casi todas las creaciones de este compositor han llevado algún mensaje, así como conseguir que grandes figuras del mundo del arte que le canten sus obras, para él no ha sido imposible porque su poder de convencimiento sobrepasaba los límites de la persuasión, para corroborar lo dicho vamos a insertar algunas de esas obras:

“Camarera del amor”, y “Que me haces daño”. Fueron dos obras que el Benny Moré le puso alma corazón y vida.

“Mi cocodrilo verde”. El brasileño Caetano Veloso lo canta con la dulzura que solo el sabe hacer.

“La canción del dinero”. Cantada por el guapachoso Rolando Laserie resultó un éxito

“Los Aretes de la Luna” y El Vaivén Arrullador. Dos obras inmortalizadas por Vicentico Valdés, acompañado por La Sonora Matancera

“Vendaval sin rumbo”. Ha sido éxito en las voces de Celio González, José Tejedor y el mexicano. Javier Solís

“Un lirio en un lago”, “No te burles”, y “Al comprender”. Han sido recreadas por la inconfundible voz de José Tejedor Sibate.

Los Aretes de la Luna Fue cantado por el legendario músico cubano radicado en España, Antonio Machín

“Matías Pérez “. Obra que habla sobre la vida de un personaje habanero fue grabada por Celia Cruz Alfonso

“Levántate”. Canción muy gustada que grabaron los Hermanos Bermúdez

A demás José Dolores ha creado las siguientes obras todas grabadas: “Sol nocturno”, “Sin una despedida”. “Sin Dios no hubiera nada”, “Odio que crece”, “Vagar” entre sombra”, entre otras..

Según Mario A. García Romero, conoció por uno de los hijos de José Dolores Quiñones nacido en Francia llamado Jean Luc Quiñones, que su padre había fallecido el 28 de marzo del 2008, en el asilo Saint Lys, Ciudad de Toulouse Francia.


Noticias relacionadas