Mario Federico
Balmaseda
Maurisco

Mario Balmaseda
Foto
La Lenin
Nacimiento:  
19
/
1
/
1941

Balmaseda es un ícono de la televisión cubana este destacado actor cubano fue el intérprete de varios personajes para el cine, el teatro y la televisión. Ha publicado poesía, cuentos y artículos en revistas nacionales e internacionales y ha impartido arte dramático en varios centros docentes, entre los que se encuentra la Escuela Nacional de Arte.

Es una gloria indiscutible del arte en Cuba. Nunca se ha dejado encasillar en un solo tipo de personaje o de medio artístico y, gracias a ello, hemos podido disfrutarlo protagonizando un sinnúmero de caracterizaciones, dirigiendo obras de teatro, actuando en cine y en la pantalla chica y siendo jurado de prestigiosos concursos literarios, como el Premio Casa de las Américas.

Mario Balmaseda es habanero de pura cepa. Sus primeros contactos con el arte fueron dentro del Teatro Martí y con el reconocido circo cubano Santos y Artigas, donde su madre era declamadora. No es de esos cubanos que decimos que nació en una cuna humilde, pues su familia pertenecía a la mediana burguesía negra en la isla. Graduado de una academia militar, estudió luego construcción en la escuela de Artes y Oficios de La Habana, pero terminó trabajando en el famoso Cabaret Montmartre hasta 1959.

Tras el triunfo de la Revolución, toda su familia abandonó el país y se quedó solo en Cuba. Desde entonces sus vinculos se entregó a la Revolución llegando a ser jefe de las milicias al municipio capitalino de Plaza de la Revolución. Allí entró en contacto con Raquel Revuelta, Mario Limonta, María Elena Molinet y Aurora Basnuevo, pues estaba al mando de todos estos actores.

Balmaseda comenzó su vida artística como aficionado en el teatro, a finales del 60, en la primera Brigada de Teatro Obrero-Campesino. "Me contrataron como asistente de Jesús Hernández, nos montamos en un camión y salimos a trabajar por los campos nueve jóvenes. Después de la brigada pasé dos seminarios de dramaturgia… ". Luego de una intensa etapa de aprendizaje, una serie de sucesos encaminaban por buen sendero al otrora joven actor.

Formó parte del Grupo de Teatro Ocuje junto a Tito Junco, Omar Valdés, Miguel Benavides, Daysi Granados y Alfredo Ávila. Hicieron varias obras entre las que se encuentran: "María Antonia", de Eugenio Hernández; "El alboroto", de Carlo Goldoni teniendo la oportunidad de ser protagonista. En este colectivo inquieto y revolucionario desde el punto de vista estético, Balmaseda compartió experiencias y enseñanzas con renombradas figuras del arte cubano, como Hilda Oates, Omar Valdés, Miguel Benavides, Daysi Granados, Susana Alonso, Samuel Claxton, entre otros.

Trabajó durante algunos años como actor aficionado y posteriormente estudió dramaturgia en el Teatro Nacional de Cuba y en la República Democrática Alemana (RDA).

Entre 1992 y 1995 residió en Venezuela, donde actuó en las telenovelas "Cruz de Nadie", "Piel" y "Pedacito de Cielo", producidas por Marte TB.

Como director del Teatro Bertolt se consolida y dirige numerosas obras la más significativa "Andoba". Son innumerables las obras de teatro en las que ha trabajado. Ha dirigido, también para teatro, más de una decena de obras y ha sido el autor de 13 de ellas. Como actor posee una larga y prolífera carrera.

Con el tiempo comenzó a trabajar en la televisión y posteriormente en el cine. En la televisión protagonizó series como: "Aventuras de Juan Quin Quín", "En silencio ha tenido que ser", "La gran rebelión", "Un bolero para Eduardo", entre otros.

En el cine desarrolló una intensa carrera, en la cual descuellan notables filmes como "Los días del agua" (una de sus películas favoritas, según ha afirmado), "El hombre de Maisinicú", "De cierta manera", "La última cena", "El brigadista", "Se permuta", "Baraguá", "Entre ciclones", "Roble de olo"r, "Mañana", entre otros muchos.

En las múltiples caracterizaciones que ha asumido como actor, tanto en las tablas, el cine como la televisión, siempre ha defendido la autenticidad, el rigor y la disciplina a la hora de trabajar.

Entre las distinciones y premios resaltan la Distinción por la Cultura Nacional, las órdenes Juan Marinello y Alejo Carpentier, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Máscara de Oro del Teatro Nacional alemán, el Premio Nacional de Teatro cubano en el año 2006 y números lauros por mejor actuación masculina, mejor puesta en escena y mejor autor dramático, conferidos en disímiles concursos nacionales y foráneos.

Filmografía
1971 - Los días del agua. Director Manuel Octavio Gómez.
1973 - El hombre de Maisinicú. Director Manuel Pérez.
1973 - Ustedes tienen la palabra. Director Manuel Octavio Gómez.
1973 - El extraño caso de Rachel K. Director Oscar Valdés.
1974 - De cierta manera. Directora Sara Gómez.
1976 - La última cena (película). Director Tomás Gutiérrez Alea.
1977 - El brigadista. Director Octavio Cortázar
1977 - Río Negro. Director Manuel Pérez.
1978 - La cadena. Director Juan Carlos Tabío.
1978 - Una mujer, un hombre, una ciudad. Director Manuel Octavio Gómez.
1979 - No hay sábado sin sol. Director. Manuel Herrera.
1981 - Leyenda. Director. Rogelio París y Jorge Fraga.
1983 - Se permuta. Director. Juan Carlos Tabío.
1984 - La segunda hora de Esteban Zayas. Director. Manuel Pérez.
1985 - En tres y dos. Director Rolando Díaz.
1985 - Baraguá. Director. José Massip.
1989 - Venir al mundo. Director Miguel Torres.
1989 - La inútil muerte de mi socio Manolo. Director Julio García Espinosa.
1990 - Nazca (Serie para la TV Española). Director Benito Rabal.
1996 - La cola del lagarto. Director Bruno Gantillon.
2002 - Entre ciclones. Director Enrique Colina.
2003 - Roble de olor. Director Rigoberto López.
2009 - Mañana, Director Alejandro Moya.
Premios y reconocimientos
Orden Juan Marinello otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.
Distinción en Oro a personalidades destacadas de la cultura internacional otorgado por el Teatro de Bratislava.
Distinción del 70 Aniversario del Teatro de Arte de Moscú.
Distinción por la Cultura Nacional, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.
Premio de la Popularidad otorgado por la Revista Opina. La Habana,1986.
Medalla Alejo Carpentier otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.
Máscara de Oro del Teatro Nacional Alemán, 1980.
Andoba - Premio a la mejor puesta en escena en el Festival de Teatro de La Habana, 1980; Premio especial a la mejor dirección de teatro para la televisión en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. La Habana, 2001.
El Carrillón del Kremlin - Premio a la mejor actuación masculina en el Festival de Teatro de La Habana, 1980.
En silencio ha tenido que ser - Premio a la mejor actuación masculina en televisión en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. La Habana, 1980.
Filas de sombra - Premio al mejor autor dramático otorgado por el Teatro Nacional de Cuba. La Habana, 1962.
La inútil muerte de mi socio Manolo - Premio a la mejor actuación masculina de cine en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. La Habana,1990; Premio Bochica de Oro a la mejor actuación masculina en el Festival Internacional de Cine de Bogotá, Colombia, 1990.
La segunda hora de Esteban Zayas - Mejor actuación masculina de cine en el Concurso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. La Habana, 1985.
Mi socio Manolo - Premio a la mejor actuación masculina en el Festival de Teatro de Camagüey, 1988.
Premio Nacional de Teatro 2006.
Premio ACTUAR por la Obra de la Vida, otorgado por la Agencia Artística de Artes Escénicas ACTUAR 2016
Premio Nacional de Televisión 2019

Ha sido jurado del Premio Casa de las Américas y de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Su trayectoria cinematográfica también es numerosa, la cual comenzó con el filme “Los días de Agua” de Manuel Octavio Gómez. Asimismo, con la película cubana "Baraguá", de 1985, y dirigida por el director José Massip, alcanzó gran renombre por su magistral interpretación del Titán de Bronce; Antonio Maceo.

Desde hace varios años Balmaseda está retirado de la escena por problemas de salud luego de brindarle al público más de cinco décadas de entrega total a su trabajo.