Foto
OnCubaNews

Yasiel Puig está perdiendo su rumbo en el beisbol por su mala cabeza

Yasiel Puig es un pelotero que reunía los atributos para llegar a ser una superestrella del béisbol y que su luz se está apagando por su mala cabeza así expresa Marino Martínez en un especial del Nuevo Herald.

Cuando el cienfueguero se inició en Grandes Ligas a los 22 años en 2013 con los Dodgers de Los Angeles demostró tener el talento para convertirse en una superestrella en la MLB.

En esa temporada terminó con un promedio de .319, con 19 jonrones, 42 carreras impulsadas, 11 bases robadas y .391 de embasamiento en 104 juegos para terminar en segundo lugar en la votación al premio de Novato del Año de la Liga Nacional.

Su segunda campaña fue meritoria en la primera mitad y le sirvió para ser elegido al Juego de Estrellas. Pero a partir de la segunda fase del 2014, problemas de indisciplina afectaron su rendimiento y esto hizo que fuera enviado a las Ligas Menores con la idea de bajarlo a la tierra desde las nubes donde estaba subido.

Al regresar a los Dodgers su actitud fue positiva, pero en ningún momento ha alcanzar los requerimientos para ser llamado una una superestrella de Grandes Ligas, solo califica como buen jugador.

En la última temporada que actuó en Grandes Ligas en 2019, Puig tuvo una buena actuación en 149 juegos entre Cincinnati y Cleveland al conectar 24 jonrones con promedio ofensivo de .267, con sus mejores estadísticas en impulsadas con 84 y en bases robadas con 19.

Con estos buenos resultados, el dinero y la COVID 19 fueron las razones que llevaron a que el antillano se quedara en 2020 sin ser contratado.

Según fuentes cercanas, Puig quería un contrato multianual y con muchos millones, rechazando dos ofertas y luego en septiembre del 2019 declinó otra de los Marlins de Miami, ciudad donde radican miles de fanáticos cubanos.

Ahora, cuando los Tigres del Licey en la Liga Profesional de República Dominicana buscaban sus servicios, se dio a conocer que por desacuerdo salarial este equipo anuló el posible contrato.

Aceptar el juego con Licey en Dominicana era beneficioso para Puig, pues teniendo una buena actuación con esta novena hubiera dado un paso adelante en su carrera. En estos momentos para agravar su situación, a su rechazo de jugar por poco dinero se le une una denuncia por presunto asalto sexual.

Si se libra de la justicia, para que Puig pueda regresar a las Grandes Ligas tendrá que aceptar un pacto por una temporada y con un salario inferior a los cinco millones.

O sea que para triunfar en el beisbol profesional no solo es necesario tener grandes condiciones técnicas y méritos deportivos, sino también es necesario mantener la ética de trabajo.

Yasiel se ha quedado por detrás del nivel cualitativo de algunos peloteros activos como José Abreu, Jorge Soler, Yasmani Grandal, Aroldis Chapman, José “Candelita’’ Iglesias, Yoan Moncada, Randy Arozarena, Yuli Gurriel y su hermano Lourdes.

El Nuevo Herald

Yasiel Puig Valdés


deportes, pelota, jardinero, derecho

Puig jugó para el equipo nacional de Cuba en el año 2008 en el Campeonato Juvenil y ganó medalla de bronce. Luego jugó en el equipo Cienfuegos en la Serie Nacional de Cuba en 2008-09. Bateó parra .276 con cinco home runs en su serie de debut. Luego en la serie nacional 2009-10 bateó con un promedio de .330, 17 home runs, 47 carreras impulsadas y 78 anotadas en 327 veces al bate. Puig también jugó para el equipo Cuba pero no le dejaron jugar en la temporada 2011-12.