Marino
Luzardo

Marino Luzardo
Nacimiento:  
19
/
9
/
1969

Locutor del popular programa Mediodía en TV de la Televisión Cubana. Al Ingeniero en Telecomunicaciones, hoy multipremiado locutor, se le agradece su sobriedad, cuidado del lenguaje, conocimiento y calidad en sus entrevistas, seguridad y confianza en el decir.

Marino nació en La Habana, en el Hospital Nacional, vivió su ñiñez y adolescencia en el barrio de Arroyo Apolo, o Barrio Azul, muy cerca de La Palma. De niño le apasionaban las artes plásticas: pintar y modelar con plastilina. De hecho, su abuelo materno presintió que su destino andaría por esa línea, sin embargo, al niño Marino Luzardo, le dio por creer que llevaría de por vida las impolutas batas blancas.

Luego se inclinó hacia la sicología, pero no le alcanzó el promedio y se quedó un poco en el aire. La Ingeniería en Telecomunicaciones le llamó la atención cuando leyó su perfil, la posibilidad de acercarse a la telefonía le resultó lo más interesante. Al poco tiempo de entrar en la universidad supo que no se iba a jubilar como ingeniero, mas decidió graduarse y luego tomar otros caminos.

Estudió Ingeniería en Telecomunicaciones, se graduó en el año 1992 y trabajó en ETECSA hasta diciembre de 2002.

A la locución se acerco primero como oyente y televidente, le llamaba la atención la manera de decir de los conductores, su desenfado, su naturalidad, su gracia. Y aunque realmente me estaba muy lejos de esos predios, comenzó a descubrir que inconscientemente se decía: «Eso yo lo hubiera hecho de otra manera, se ve que él o ella (el presentador/a) no tenía ese dato, porque lo que pegaba era decir tal cosa». En resumen, que hasta llegaba a cuestionar el trabajo de esos notables profesionales. Todos los amigos le decían que tenía buena voz, que parecía locutor, y se lo tomó en serio.

Fue en 1994 que realizó el curso de locución con profesores como Antonio Pera, Ángel Hernández, Rubio Casanova, y de vez en vez aparecía por el aula Manolo Ortega.

A la radio le debe las primeras oportunidades ante un micrófono: primero en Radio Metropolitana de la mano de Lianet Pérez, y luego ya como profesional en Radio Reloj, donde se formó de manos del profesor Ibrahim Aput.

Definitivamente ese lugar es la escuela, donde te encuentras con locutores que con solo observarlos te están dando una clase de lo que se debe y lo que no se debe hacer. Nunca olvidará la madrugada de “bautizo”, el 1ro. de enero de 2003.

El talento de Marino es impresionante. Capta la atención de la audiencia de una manera espectacular.

En la televisión primero fue sustituto de Laritza Camacho, gracias a su recomendación. Luego, de manera estable, apareció "De tarde en casa", espacio en vivo de mucha teleaudiencia en el cual permaneció por 12 años. Ahí compartió primero con Miosotis Parapar y después con Rakel Mayedo.

Pero hacer Mediodía en TV ha sido mi mayor desafío pues es un espacio en horario estelar que se realiza en vivo y en el que ha podido echar mano de sus conocimientos y herramientas como locutor, donde cada día se da cuenta de que nunca está lo suficientemente preparado y en el cual tiene encuentros con profesionales de las más disímiles esferas. Tratar de salir airoso del imprevisto que pudiera aparecer, intentar hacer amena la charla y serle cercano al entrevistado y televidente a la vez, resulta lo más difícil. Este es un programa que reta al intelecto.

Marino también tiene una labor importante en el doblaje en la TV, por algunos de sus trabajos incluso ha recibido premios.

Tiene pendiente realizar un espacio sobre las siete maravillas de la Ingeniería Civil cubana, del cual se han grabado algunos programas y un documental sobre la Orquesta Aragón.

Marino ha demostrado que no solo sabe ser un magnífico locutor en off en Sitio del Arte, sino que delante de las cámaras hay que contar con él.

Luzardo tiene un estilo sobrio, siempre desde una sólida preparación cultural, ha sabido encontrar en esa línea, el justo puente comunicativo entre invitados, locutores y televidentes.
Actualmente su compañera en el gustado Programa Mediodía en TV anfitriona de los canales de la televisión cubana Bárbara Sánchez Novoa quien conduce junto a él este programa con gran aceptación de los televidentes.

También trabajpo por 15 años en el programa De Tarde en Casa del Canal Educativo 2 en la compañía de Rakel Mayedo.