Dulce María
Serret
Danger

Dulce María Serret Danger
Nacimiento:  
1898
Fallecimiento:  
30
/
5
/
1989

Pianista y profesora nacida en Santiago de Cuba, recibió sus primeras clases de música en su tierra natal.

Corría el año 1898 y en esta ciudad caribeña del oriente cubano, nacía Dulce María Serret Danger, quien desde muy pequeña demostró gusto y habilidades por la música.

Su formación musical se inició en Santiago de Cuba, cuando sólo tenía 9 años, fue recomendada por el profesor camagüeyano José Marín Varona, para ingresar en el Conservatorio Nacional de Música de La Habana, institución fundada por el prestigioso compositor y pianista holandés, Hubert de Blanck, quien dirigió el talento de Dulce María.

En el año 1915, el Ayuntamiento de la capital otorga a la joven santiaguera una beca para continuar estudios en el Real Conservatorio de Música y Declamación de Madrid. Dos años después, ya graduada ofreció un recital ante los reyes de España.

Sus actividades profesionales se extienden por toda la península ibérica, actuando en grandes escenarios y en ciudades importantes.

En 1920, con sólo 22 años, se traslada a Francia, allí se dirige a la Schola Cantorum Gran Templo de la Música francesa, trabaja el romanticismo, la música antigua y la de los grandes contemporáneos.

Para Mayo de 1926, Dulce María Serret regresa a Cuba y debuta en el Teatro Nacional de La Habana, y en el mes de julio, el día 15, actúa en el teatro Oriente de su ciudad natal, junto a su hermano Antonio. Su llegada a Santiago de Cuba, estremeció a intelectuales y políticos del territorio, lo que da lugar a la fundación del Conservatorio, cuya dirección recayó en Dulce y fue considerado el centro más importante de su época, aquí se ofrecieron conciertos, recitales y conferencias.

El gran maestro Harold Gramatges, integró la primera graduación del Conservatorio y fue el alumno preferido de Dulce María, tal es así, que en 1988, a ambas personalidades le fue impuesta la Medalla por la Cultura Cubana y a petición de la pedagoga, el músico se situó a su lado para recibir la condecoración.

La destacada pianista falleció el 30 de mayo de 1989, y como digno homenaje a ella, que dedicó casi toda su vida a la enseñanza de la música, la Asociación de Pedagogos de Cuba en la provincia, creó la Cátedra que lleva su nombre.

La Cátedra Dulce María Serret, está presidida por la Lic. Mercy Bosch Ramírez, quien se ha dedicado al estudio de la vida y obra de la ilustre maestra, y dio su más sentido apoyo, para la realización de este trabajo.

Testimonia Mercy, para Tvsantiago, que en el acto de fundación de la Cátedra, participó Harold Gramatges y al usar de la palabra expresó "gran regocijo por considerarlo un reconocimiento a una figura insigne la cultura nacional". Agradeció también, el que se le nombrara Presidente de Honor, pues consideró que: "Dulce María también lo hubiera elegido para presidirla".


Noticias relacionadas